Visión de un auxiliar de clínica

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Carmen Agrelo Castaño, 59. años. Auxiliar de clínica de la Clínica “Costa de la Luz”, de Rota. Lleva 10 años en la profesión. Alterna radiología y ginecología. Y desde la asociación nos parece interesante tener la visión de una persona, que sin ser la paciente, ni el profesional que transmite un diagnóstico, es sin duda una figura fundamental en la consulta. Ella está presente desde que el/la paciente entra en la consulta hasta que se marcha.

¿Le gusta su trabajo?

Me encanta

¿Cuánto lleva ejerciendo?

10 años.

¿Siempre ha ejercido sus funciones en el mismo servicio?

Siempre a esos mismos servicios, Algúna vez he hecho alguna sustitución, pero lo que me gusta realmente es la ginecología y la radiología.

¿Qué es exactamente una prueba radiológica?

Una prueba que aporta diferentes datos, ya que existe una variedad, dependiendo de los datos que necesitemos, (TAB, resonancia, ecografía, mamografía…). Hay otras de ellas, como la mamografía, que se hace para completar otra de ecografía, por ejemplo. Pero en términos generales son pruebas que nos definen muy bien qué es lo que el especialista necesita ver.

Es obvio que casi todas las mujeres que van a su consulta, (dado la cantidad de casos que existen actualmente de cáncer de mama), se mostrarán con cierto temor. Le agradeceríamos que nos hiciera un resumen de lo que usted ve, y de lo que percibe cuando se sientan delante del radiólogo.

Lo general cuando van a hacerse una prueba, es ver que los/las pacientes entran con demasiado nerviosismo, con muchísima ansiedad. Lo percibo en la forma de hablar y de moverse. Yo al menos, en los años de profesión, no me he encontrado con nadie que vaya con semblante tranquilo.

Desde su experiencia, ¿Hasta dónde cree que es importante la mamografía como prevención del cáncer de mama?, ¿realmente es tan eficaz ese tipo de pruebas para su detección y por tanto no deja lugar a dudas en un diagnóstico?

Es fundamental; la prevención es importantísima. No es mi opinión, es algo que está más que demostrado. Es eficaz, y es importantísimo si se tienen antecedentes directos. No es concluyente hasta no hacer una biopsia.

Desde su perspectiva, y en términos estadísticos ¿cómo encaja una paciente una mamografía sospechosa, y la necesidad por tanto de realizar una biopsia?

Mal. De entrada yo creo que se provoca en su cabeza un caos alucinante. Sería difícil resumirlo, pero lo que yo veo en sus rostros es caos. Da la sensación que llega un momento que la paciente no oye el resto de cosas que dice el profesional; es como si se quedase en blanco. Son situaciones muy desagradables.

Refiriéndonos a la visión del radiólogo, y según su experiencia: ¿Hay casos en los que está tan claro que existen evidencias de tumor maligno que el hecho de prescribir una biopsia es sólo para ratificar lo que ya es evidente, o en ningún caso está tan claro hasta no extraer una muestra del tumor?

Concluyente no es al 100% hasta tanto no hacer una biopsia, aunque para los profesionales hay casos en lo que está muy claro. Lógicamente, aún en estos casos, hay que seguir unos protocolos que en ningún caso deberíamos saltarnos por lo tanto la biopsia hay que realizarla, aún en los casos más evidentes.

¿Recuerda un caso donde el/la paciente haya tomado esa noticia negativa, con especial optimismo?

Con serenidad sí he visto, pero muy poquita gente.

¿Y al revés?

He visto a gente que se ha puesto a llorar, con crisis de ansiedad que ha sido difícil controlar.

¿Alguna anécdota en sus años de experiencia digna de mención?

Ahora mismo no recuerdo ninguna, pero a veces , como es obvio, y como en todo trabajo te ves en situaciones anecdóticas a más no poder…..

Aproveche esta oportunidad y envíe un mensaje a todas aquellas mujeres que habiendo cumplido una edad más que considerable para hacerse una mamografía, aún no lo han hecho:

Es importantísimo hacerse mamografías ya antes de los 40 años, con más razón si existen antecedentes. Y entendiendo que hay más casos de cáncer de mama que de útero por ejemplo, es curioso que estamos dando poca importancia a éste último, cuando la realidad es que estamos viendo cantidad de gente infectada por este virus, (el virus del papiloma humano), y por lo tanto susceptible de contraer la enfermedad. Para prevenir el cáncer de útero, es fundamental que después de mantener relaciones, se realicen citologías. Este tipo de pruebas evidencian, si las hubiera, las primeras alteraciones. Una vez hecho esto y si el patólogo lo cree conveniente prescribiría un PCR , (con objeto de buscar el virus). Esto es más importe de lo que se cree ya que se le está dando muchísima importancia al cáncer de mama y se está dejando el de útero un poco de lado, cuando la realidad es que cada vez se ven más casos.

Y es una pena porque con la vacuna y con las revisiones anuales es algo que puede controlarse, mientras que de no observarlo a tiempo se llega al cáncer de útero en estado ya avanzado.

You have no rights to post comments